sábado, 27 de octubre de 2012
























La noche de Halloween



Fue durante una noche de Halloween. 

Enrique estaba sentado bajo el porche de 

su casa.

De lejos llegaba la algarabía del desfile de 

Halloween. Su casa estaba en el cinturón 

de una pequeña ciudad, en una zona alta. 


Un sendero bajaba desde su vivienda 

hasta una calle solitaria

que seguía hasta la ciudad. La luna llena 

iluminaba el sendero y parte de la calle, 

más allá comenzaba una hilera de árboles, 

y esa parte estaba oscura, entre sombras.


Enrique fumaba su pipa mientras se 

hamacaba en su mecedora. Lanzaba al 

aire una bocanada de humo, cuando desde 

su posición ventajosa, divisó a un grupo 

que avanzaba en fila por la calle. 



Dicho grupo salía de la parte oscura, donde 

había árboles.


Siguieron por la calle y doblaron en el 

sendero que terminaba en su casa.
- ¿¡Pero y a estos que bicho les picó!? - a 

Enrique no le gustaba que la gente entrara 

en su propiedad, y no iba a tolerar a un 

grupo de disfrazados; a la distancia 

parecían eso, gente disfrazada para 

Halloween.


 Algunos sí estaban disfrazados, pero 

estaban muertos; era una

horda de zombies.

Los ruidos que llegaban desde la ciudad, 

no eran la algarabía del desfile, eran los 

gritos de terror de los ciudadanos que eran 

atacados por los zombies.

Enrique intentaba detenerlos cuando se dio 

cuenta de lo que eran, fue demasiado 

tarde.

La horda lo rodeó, se cerró sobre él. Entre 

sus gritos se escuchaba el castañeo de 

dientes masticando. 


Desde el cielo llegó una carcajada, y 

delante de la luna, cruzó la silueta de una 

Bruja, volando en su escoba.









Happy Halloween








Mientras dormía.



Una noche mientras dormía me ocurrió 

algo increíble. Llevaría un par de horas 

dormido cuando sentí una carga encima 

de mí, como si algo me aplastase contra 

la cama, intenté despertarme pero no 

podía, cosa extraña ya que tengo el 

sueño ligero y casi cualquier cosa me 

despierta fácilmente. Me esforzaba en 

despertarme pero no lo conseguía, era 

como si algo controlase esa fase del 

sueño no dejándome escapar de ella. 




Seguí sintiendo esa fuerza 

aplastándome, notaba como el colchón 

se hundía por el peso extra. Luché por 

despertarme pero era inútil, en sueños 

grité de rabia, cada vez con más fuerza. 



De repente oí mi grito, mis cuerdas 

vocales lo emitieron, conseguí que ese 

alarido pasase de la fase inconsciente a 

la consciente, en ese momento me 

desperté por el fuerte rugido que 

produje, de alguna manera traspasé esa 

barrera que separaba las citadas fases a 

través del chillido y conseguí acceder a 

la consciencia que me era 

privada.Raudo y totalmente despierto 

me dirigí al interruptor de la luz. Antes 

de encenderla vi un destello rojo en la 

oscuridad, también me pareció oír un 

pequeño murmullo, algo gutural.




Mi corazón latía apresuradamente, ya 

estaba totalmente consciente, y estaba 

seguro de no haber soñado ni el destello 

ni el murmullo. Sentí una presencia en 

la habitación, y no era mi miedo. Miré a 

todos lados, no vi nada. Al final 

desconcertado opté por dormirme de 

nuevo, yo no creía en lo sobrenatural, 

así que no le di mayor importancia. 




Seguí sintiendo la presencia, pero 

recurrí a mi mente científica decidiendo 

que alguna explicación lógica tendría 

todo eso, y la verdad importaba poco 

cual si asumía que era racional y no 

espiritual, así que resolví intentar 

dormir de nuevo. Lo conseguí al cabo de 

cierto tiempo. 




Al poco volví a notar algo extraño, ya no 

era un peso que me aplastase contra el 

colchón, ahora era algo que tiraba de 

mí, sacándome de la cama y 

hundiéndome en el suelo, en una 

especie de inframundo siniestro. Pero 

tenía la sensación de que dejaba mi 

cuerpo atrás, me despojaban de él y me 

hundía en algo tenebroso. Otra vez no 

podía despertarme, veía una cegadora 

luz roja, y una pequeña sombra oscura 

que emitía un ruido parecido al de un 

perro iracundo. Grité de nuevo, di un 

golpe al aire con el puño hacia delante. 

Me desperté, no estaba en el suelo, 

estaba en mi cama, pero la mano me 

dolía, y no había la posibilidad de haber 

golpeado la pared ni nada, pegué al aire 

hacia delante, me desperté justo en ese 

momento, y el puño estaba en el vacío. 




Estoy seguro de no haber golpeado 

nada físico. La mano me dolía cada vez 

más, durante varios días tuve un 

pequeño moratón. Mi corazón latía cada 

vez más fuerte, pero ahora era por la 

rabia, noté que mis músculos se 

llenaban de una energía impresionante. 



Obviamente estaba produciendo una 

ingente cantidad de adrenalina. Mis ojos 

se colmaron de sangre, lo se porque me 

picaban intensamente, mi pecho se 

agrandó por el aire que cogieron mis 

pulmones, las venas de mis brazos se 

ensancharon, sentí que debía atacar 

aunque no sabía a que. Fue una 

sensación extraña, algo primitivo, como 

una presa que se siente acorralada y 

para defenderse se prepara a asestar 

un único golpe con toda su fuerza. En 

ese momento sentí como si pudiera tirar 

la pared de un solo puñetazo. Entonces 

la lámpara se movió en el techo, como 

si hubiera una corriente de aire, pero 

todo estaba cerrado. Luego un sonido 

en los libros de mi estantería. Y 

finalmente el silencio más absoluto. 




Dejé de sentir la presencia.

Algo vino a por mí una noche mientras 


dormía, lo se. No se que era, ni cuales 

eran exactamente sus intenciones. Pero 

si se una cosa. VOLVERÁ...







murciélagosmurciélagosmurciélagos






Alchemy Gothic Halloween Graphics Happy Halloween Comments



Que paséis un buen fin de semana de 

HALLOWEEN, JAAJAJAJAJAJA.





9 comentarios:

bruji dijo...

Hola mis queridos y queridas brujos y brujís, os dejo unas historias que para estos días de Halloween vienen que ni pintadas, ¡¡¡espero que no os asustéis mucho!!! ajajajajjaja.

Calabaza

___________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
_________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
_______$$$$$$$____$$$$$$$$$____$$$$$$$$
_____$$$$$$$_______$$$$$$$_______$$$$$$$
____$$$$$$$________$$$$$$$________$$$$$$$$
___$$$$$$$_________$$$$$$$_________$$$$$$$$
_$$$$$$$$__________$$$$$$$__________$$$$$$$$
_$$$$$$$$_________$$$$$$$$$_________$$$$$$$$$
_$$$$$$$$________$$$_$$$_$$$________$$$$$$$$$
$$$$$$$$$$______$$$___$___$$$______$$$$$$$$$$$
$$$$$$$$$$$$$$$$$$___$$$___$$$$$$$$$$$$$$$_"$$
$$$$_$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$__o$$$
_$$$__$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$____$$$$
__$$$__$"$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$"_____o$$$$
__"$$o__$$__$$"$$$$$$$$$$$$$$"$$__$$____o$$$"
____$$o$____$$__"$$"""$$"$$"__$$______$_$$$
_____$$$o$_______$$___$$___$$_____$$_o$$$$
______"$$$$o______________________o$$$$$"
________"$$o$$___$$___$$___$$___o$$$$$
___________""$$$$o$o$o$o$o$o$o$o$$$$"

Trizssa dijo...

Hola a todas mis brujispreciosas muaksssss,la verdad yo no soy mucho,por no decir nada del genero de terror,esta fiesta la veo mas que un carnaval mas pero a lo siniestro,claro q seria ir mas de muertos vivienten y demas,pero la gente tiende a ponerse muy mona,como para carnaval,si lo q digo yo,uno mas para el saco,el caso es lucirse y divertirse,y olee haceis muy bienn 'di q si ,pero si nos atenemos a la fiesta en si,q pocos por no decir casi nadie lo iba a celebrar,para gusto los colores y en eso no me meto,pero todo lo q encierre la muerte en si a mucha gente le da miedo,,muakssss para todas mis brujis y para las visitas tambien muaksssss

Hilo y punto dijo...

Brabo bruji eres unica contando historias ,me encanta el post aunque opino casi lo mismo que triz
pero bueno como dice ella,pues a divertirse.
besos a todos.

Hilo y punto dijo...

Hola brujis ¿que tal estais? espero que bien
os saludo a todas despues si puedo me paso
Muchos besos para trizssa espero que ya estes recuperada del todo.

Juana Maria dijo...

Feliz dia de brujas

Happy halloween

bruji dijo...

Aquí os dejo un relato de miedo, para está noche de brujas, zoombies, y muertos vivientes.


En el camino
Artemio caminaba bajo las estrellas. Iba por un camino de tierra rumbo a su pueblo. En los lados del camino había maizales, y entre éstos oscuridad y silencio, pues no soplaba ni una brisa. Reinaba en la noche una quietud mayor que la usual, y esa quietud y el silencio que causaba, hacían que Artemio escudriñara la oscuridad constantemente, porque sentía que algo no estaba bien.
Artemio divisó el resplandor de las luces del pueblo, que allá entre los cerros, parecía el comienzo luminoso de un nuevo amanecer.
En un punto de su caminata volteó, escudriño forzando la vista y, se dio cuenta que alguien lo seguía. Por el andar y la silueta encorvada dedujo que era una anciana. Se detuvo a esperarla porque supuso que sería alguien del pueblo, pero cuando el paró, la otra figura oscurecida también. Al notarlo Artemio siguió su camino. Tal vez la anciana, que veía de él solo la silueta, no quería acercarse más por temor, concluyó Artemio.

El resplandor del pueblo iba creciendo pero todavía estaba lejos, aún así, comenzó a llegar desde esa dirección un rumor vago que se entreveraba con distantes notas musicales, que se apagaban del todo por instantes y surgían nuevamente como si viniera en ráfagas sonoras.
Artemio apuró el paso con la intención de dejar a la vieja atrás. Si bien suponía que solamente era una anciana desconfiada, una sensación horrible crecía dentro de él; era el miedo, y el miedo casi nunca escucha la voz del pensamiento.
Volteó nuevamente al creer que había dejado muy atrás a la vieja, mas ésta seguía a pocos metros de distancia.
Aquello ya era demasiado extraño, había dado pasos largos y rápidos, casi había corrido.
Aún faltaba camino y no podía seguir así; o descubría que sólo era una persona… o que pasara lo que tuviera que pasar, resolvió Artemio.
Paró y desanduvo sus pasos. Esa actitud hizo que la silueta encorvada se detuviera, y súbitamente dijo:

- Quiero que me de un aventón, joven - la voz sonaba áspera y temblorosa.
- Yo… cómo le voy a dar un aventón si, si ando a pie - dijo Artemio.
- No importa; me voy a subir en tu espalda ¡Jajajaja...! - rió alocadamente la decrépita anciana, que en realidad era una bruja espantosa de cara peluda y deforme.

Artemio quiso huir corriendo, pero apenas giró rumbo al pueblo, la bruja se le subió en la espalda, y rodeándolo con sus brazos y las piernas se aferró con fuerza a él. Artemio gritó como nunca antes lo hizo, y ya medio enloquecido por el terror, giró tratando de desprenderse de la bruja, y al no poder conseguirlo, salió corriendo y se internó en la oscuridad del maizal.
En el pueblo, la gente seguía bailando y festejando halloween: era la noche de brujas.

¡Feliz halloween!

bruji dijo...

¿Trato o truco?. Os dejo otroooooo.

El crecepelos




Mario, estaba obsesionado por su calvicie. Cada mañana se miraba en el espejo y recibía un dardo en el corazón por cada pelo que veía muerto en el lavabo o atrapado sin remisión en el peine de púas especiales para no dañar su escasa cabellera.

Aquella tarde, había comprado a una vieja un remedio garantizado al cien por cien. Mario, no solía confiar en estos productos. Había probado tantos. , pero este, le daba una corazonada.

Así, cumpliendo paso por paso el recetario de la anciana, Mario se desnudó, salió al balcón y recibió el frío húmedo de la noche invernal. Allí esperó a estar completamente bañado por la luz de la luna llena, se pintó unos círculos rojos en el pecho y se roció el cráneo con el milagroso crecepelos.
Aquella noche durmió intranquilo, a la espera del resultado, con las primeras luces del amanecer, Mario se lanzó hacia el cuarto de baño, allí se agarró con avidez al espejo y observó su rala cabellera… un asomo de decepción y humillación le abatió su corazón, se daba por vencido, un último vistazo a su bola de billar y… pero ¿que es eso oscuro que asoma por toda mi cabeza?…una pelusilla empezaba a brotar cual espuma en el baño. Con una asombrosa rapidez, la pelusilla se convirtió en pelo. Mario no cabía en sí de gozo, el pelo comenzó a crecer descontroladamente, un pelo fuerte, negro y rizado que como una planta se deslizaba cabeza abajo. Lo terrible fue cuando el pelo empezó a introducirse en los oídos, al principio le hacía cosquillas y gracias, luego al intentar quitarse esos molestos pelos, sus dedos quedaron atrapados en ellos, la presión que ejercía sobre su cráneo hizo que los ojos saltaron de sus órbitas y en ellas se alojaron matas de pelos, gritó, pero sus gritos pronto quedaron ahogados por una pelambrera que le asfixió

Trizssa dijo...

Hola a todas mis brujis preciosas, vaya con las historias bruji como para andarse con cuidado este dia especial y mirar a todos los de tu alrededor con lupa por si acaso,como han cambiado las cosas,cuando eramos pekes este dia era mas bin funebre,entre ver a don juan tenorio y demas ya teniamos el dia hecho,menos mal q esta fiesta de estados unidos ha dado otra vidilla a este dia,mas bien por los pekes q vayan viendo q la muerte se puede vivir de otra manera y no como nos la han inculcado a nosotras,con tanta iglesia de por medio,muaksssssa todas mis brujisy a las visitas tambien mmuaksssss

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,Brujillas!!

Brujilda,mon ami,me has puesto los pelos como escarpias:Muy buenas historias,a ver si después puedo pegar ojo jajajaja.Me encanta como has dejado el blog para este día de difuntos.Muchísimos besitos,cherie,te quiero.
besitos brujillas pasadlo bien.

Para mi dulce hada Vanessa


Nocturna: Bruja de la Noche poseedora de curar con la luz de las estrellas

bruja de la noche

bruja de la noche
Miedo al miedo.