martes, 19 de diciembre de 2017


 



Otro año mas llega la navidad y con ella un 

remolino de sentimientos encontrados, 


sentimientos que te atenazan el alma a la vez que 


dan calor a tu corazón.





                                             

Quisiera que pasaran muy deprisa estas fechas, 

pues traen a mi memoria a mis seres mas 


queridos , que por avatares de la vida, ya no 


están aquí, un día se marcharon, en silencio, sin 


hacer ruido y desde entonces mi alma esta 


dividida, por un lado me gusta el reencuentro con 


las personas queridas, que en estas fechas nos 


reunimos y disfrutamos todos juntos, personas a 


las que igual (y no por la distancia), vemos poco 


lo largo del año y el reencuentro y mas en una 


familia grande como la mía, es emocionante, 


sobre todo por los niños, ( que hay muchos), la 


ilusión en sus caritas por la emoción del 


momento, de los primos y primas que se ven y 


comparten cosas que solo ellos entienden, la 


emoción de los mas pequeños, esperando 


ansiosos a que llegue el Olentxero (como 


Santa Claus),  vamos un jaleo increíble, pero que 


si es posible me reconcilia mas con la vida.










Por otro lado está la falta de mis padres, a los 


cuales si es posible echo cada día mas en falta.


Me falta sus abrazos, consejos, besos, en 

definitiva su amor, ese amor palpable, de piel, 


pero que se que me dan aún en la 


distancia insalvable de la vida y la muerte.




Porqué  se, que mientras viva, 

ellos estarán conmigo, vivirán en mi y en mi 


descendencia y eso es  el legado de la 


vida, por eso estas navidades brindare hacia el 


cielo, por ellos, y por todos los seres queridos que 


ya no están con nosotros y que quisieran vernos 


felices y dichosos todos los días de nuestra vida.











Porque siempre hay una esperanza para tender la 


mano, perdonar o dar una segunda oportunidad.


Que estos días entre en vuestros hogares el 


espíritu del amor, de la paz y de la felicidad, no 


es cambiar, es ser un poco mas tolerantes cada 


día,acordarnos de los demás que tenemos a 


nuestro lado y saber que siempre hay alguien que 


simplemente necesita una sonrisa, una caricia o 


un apretón de manos.



  




                  




A si que amigas y amigos míos, visitantes, 

lectores, amigos y detractores. para todos y de 

corazón, este humilde espacio os desea a todos 

una feliz NAVIDAD,  y que la alegría de 

compartir estos días os acompañe en el nuevo 


año que vamos a comenzar.










Para mi dulce hada Vanessa


Nocturna: Bruja de la Noche poseedora de curar con la luz de las estrellas

bruja de la noche

bruja de la noche
Miedo al miedo.