sábado, 7 de julio de 2012



recuerdos











Estoy mirando el cielo del verano, a 


veces azul y a veces gris .


No sé cuántos veranos han pasado 


desde entonces, pero me sigue 


gustando mirarlo, quizá busco en él un 


aire todavía más azul y limpio cuando 


siento que los recuerdos me ahogan o 


cuando quiero revivir escenas únicas 


de mi vida. Hay veranos inolvidables, 


llenos de sorpresas, de experiencias y 


hasta de líneas que llegan a marcar el 


destino. En verano se ganan amigos y 


también se pierden. Los que ganamos 


debemos conservarlos en paños de oro 


tratando de cuidarlos y mimarlos lo 


mejor posible, es la única manera de 


que sigan brillando y que el calor del 


estío no los marchite.



 
         
 

Los que perdemos, algunos hasta 



pueden recuperarse casi sin esfuerzo, 


solo con la voluntad. Otros en cambio 


dejan en nosotros cicatrices en el 


alma, mientras brillan en la oscuridad 


del firmamento y quedan escondidos 


entre miles de estrellas. 


Por eso me gusta mirar el cielo de verano..., 



de todos los veranos.

  

                             



Cuando era niña y llegaban las noches 


calurosas, me pasaba largos ratos 


antes de la cena balanceándome en el 


columpio que teníamos en el patio de 


la casa de mis abuelos. Mi padre había 


hecho casi una obra maestra 


partiendo de un cajón de madera y 


 unas gruesas cuerdas.






        


Estaba colgado de un fuerte árbol 


frutal bastante fuerte pero añejo, por 


eso crujía tanto su ramaje cada vez 


que soplaba el viento o rezumaban las 


gotas de humedad después de un día de 


lluvia. 

                           

Aquellas noches de verano tenían la 



magia de mis pocos años. Aún 


recuerdo la bella silueta de mi madre 


cuando se acercaba para llamarme. La 


oscuridad del jardín se iluminaba con 


su rostro . Si alguien me preguntara 


ahora el significado de la palabra 


felicidad, mi respuesta sería algo tan 


simple como el revivir aquella escena 


de la candidez de mi infancia, bailando 


con el vaivén de un viejo columpio e 


intentando en cada impulso subir cada 


vez más alto y robar una estrella..










Ahora sigo mirando el cielo del verano


que apenas sujetan los clavos de plata de 


aquella estrella. No sé yo cuánto tiempo a 


pasado, cuantos veranos mirando al cielo, no 


importa ya la oscuridad de la noche, siempre 


quedara la luz y la mirada en el recuerdo.








                                                     

  

9 comentarios:

Trizssa dijo...

Holaaaaaa a todas mi brujassssss y brujossssssss muaksssssssss para todos,no se que pasa que no me deja entrar en el chat por mas que lo intento,de recuerdos todos vivimos,pero aveces los idealizamos con el tiempo,y mas si son de la niñez,que los vemos de otra manera,y luego cuando los recuerdas con tus hermanos,como me ha pasado a mi estos dias con uno de ellos,te das cuenta de lo equivocada que estabas,que las cosas no eran tal cual las recordabas,pero bueno,hay otras como la niñez de mis hijassssss que si que son lo mejor que me ha pasado y he vivido,y eso si que no lo cambio por nada del mundo,muakssssssssssss para todos mis brujossssssss y para las visitas tambien muaksssssss,como veissssssss he tenido dias entrañables con uno de mis hermanos,que hemos estado recordando,eso si que merece la pena vivir las cosas de la forma que lo ven los demas a parte de las tuyas muakssssssssssssssssssss

Juana Maria dijo...

que bonito bruji, mira si tienes amigos siempre tendras recuerdos.

Hilo y punto dijo...

Hola brujis ya estoy en casa.
El viernes no me pude conectar,cosas de la tecnica supongo y hoy tampoco podia pero ice un pequeño truco y me salio bien ,¡¡ya os contare¡¡.
Bruji precioso post,Cuando recordamos las cosas de la niñez y adolezcencia siempre nos parece que es mejor,seguramente sera porque tenemos a nuestros padres y todos los seres queridos a nuestro lado y nos cuidan y nos vigilan,yo por mi parte tambien tengo historias de columpios que no se olvidany sobre todo los que haciamos mi hermana y yo cuando ivamos al campo a recoger
algarrobas y olivas nosotras nos lo pasabamos fenomenal.
bueno brujis haber si os veo por el chat besos.

bruji dijo...

Hola mis brujis y brujos.

Si, la verdad es que caso todos los recuerdos de nuestra infancia son bonitos, entrañables y siempre nos ponen una sonrisa en la cara, por lo menos en mi caso.

Si Rcko, así es, los recueros con los amigos son especiales, pues compartes muchas cosas con ellos,que nunca olvidaremos.

Muxus brujitas mías,y ya sabéis, soñad con cosas bonitas para despertaros con una sonrisa.

bruji dijo...

...........................RECUERDOS DE MI NIÑEZ.....................................

"Se van pasando los años
y se acerca la vejez
a mi mente van llegando
recuerdos de mi niñez.
Aquellos seres queridos
que llevo en mi pensamiento
y muy dentro del corazón
como eran mis abuelos.

Dos personas fabulosas
que por mí se desvivieron
dándome tanto cariño
como padres verdaderos.

Cuando yo tenía penas
ellos eran mi consuelo
y si tenía alegrías
las compartía con ellos.

Se van pasando los días
se me va pasando el tiempo
y me gusta recordar
aquellos bellos recuerdos.

Pasé mi juventud
en mi tierra y mi pueblo
al amparo de los "viejos"
entre brisas, luz y cielo.

Correteé por los campos
mil florecillas cogiendo
jugué con los pajarillos
mariposas y riachuelos.

Me sentía golondrina
con corazón mensajero
queriendo brindar al mundo
"amor, paz y consuelo".

Hilo y punto dijo...

_________Mi Columpio________

Bajo la ancha frente, coronada de luna,
he buscado las cosas del fondo de la vida,
allí hallé un columpio suspendido en el aire,
amacando palomas al morir la tarde.

En mi mente poblada de queridos recuerdos
veo el patio trasero, vergel tendido al sol,
la brisa perfumada rozaba mi cabello
y no había en el alma violencia ni dolor.

Mi columpio tenia un racimo de estrellas
que en las noches nevadas venían a jugar,
partían con el oro del sol de la mañana
pero al caer la noche querían retornar.

Con un vaivén de olas que mecen una barca
me movía en el viento, levedad de algodón,
inmaculada ave en mi blanco plumaje,
de la boca rosada brotaba una canción.

¿ Donde estarán guardados lo días de la infancia?
¿ En que mar de ilusiones la niñez zozobró?
Quizás esté encerrada en la entraña que late
que en si tibia cuna ese tiempo acunó.

Olga P.

Trizssa dijo...

holaaaaaaaaaaaaa mis brujisssssss guapetonassssssss que pase para estar un ratito y nada no os veo,asi que os dejo besos muy gordos para todasssssssss con mucho cariño muakssssssssssssss y para las vistasss tambien muakssssssssssss

bruji dijo...

Hola mis brujis y brujos.

Solete precioso poema, tierno, evocador, en fin me ha encantado, besitos preciosa.

Triz, mi terremoto, jajajaaj, si es que tienes al portero encandilado por eso no quiere dejarte pasar, ajjaja.

Besitos guapa, y como dices, para las visitas también, nos leemos por el xat.

Lady_Celeste dijo...

!!Hola brujillas!

Un besito muy grande para todas.Nos leemos,cheries.

Para mi dulce hada Vanessa


Nocturna: Bruja de la Noche poseedora de curar con la luz de las estrellas

bruja de la noche

bruja de la noche
Miedo al miedo.